"Marina-Sergio". Sergio Bonzon-Marina Retamar

Del 25 de Junio hasta el Sábado 6 de Julio

"Marina-Sergio". Sergio Bonzon-Marina Retamar

Para mí un cuadro -afirma Picasso- es una suma de destrucciones: primero hago un cuadro y luego lo destruyo. Pero al final no he perdido nada: el rojo que he quitado de un lugar aparecerá en cualquier otra parte*. Así, el quehacer del artista alcanza su forma y desarrollo a través de un proceso metamórfico. Me acerco a las obras de Marina y Sergio, hago un somero inventario de los materiales que las componen y la afirmación picassiana tiene, otra vez, confirmación. Me atrevo a decir que cada obra, los elementos que la componen, de una y otro, es una transfiguración simbólica de los artistas; no se trata de dioses, se trata de humanos y al decir esto me viene a la mente la idea del demiurgo. En su quehacer, el artista manifiesta ambivalencia, construye y destruye, porque -siguiendo a Picasso- es imposible lo uno sin lo otro, en la obra se da mezcla de opuestos y cada cual rescata de ese juego las figuras y connotaciones más afines a su concepción del cosmos. Demás está decir que este juego no concluye, abarca la vida entera; tal vez -se me ocurre en este momento- este juego intensamente dramático conlleve un único e inapagable anhelo: que la obra se convierta finalmente en una casa dispuesta a ser, por el propio artista, habitada y poseída.

Carlos Barbarito

* A Christian Zervos, 1935.

  • Marina Retamar

  • Marina Retamar

  • Marina Retamar

  • Sergio Bonzon

  • Sergio Bonzon

  • Sergio Bonzon

Diseño y redacción: www.lauracesanelli.com.ar